Haciendo escala

Los cruceros, fuente de visitantes para el Penedès y Priorat

El enoturismo en el Penedès y el Priorat junto con visitas a Montserrat o Girona son algunas de las opciones más llamativas ofertadas por los operadores de cruceros

Barcelona es un motor para todo el sector turístico de Catalunya y los visitantes buscan cada vez más conocer lugares que le descubran las joyas de la cultura y la gastronomía catalanas. Los operadores de cruceros y los cruceristas siguen cada vez más esa tendencia que permite redistribuir el flujo de visitantes que atrae la capital catalana y repartir los beneficios del turismo al conjunto del territorio.

Son muchas ya las empresas de cruceros y agencias de viajes que se esmeran en ampliar los tours para cruceristas traspasando las fronteras de la ciudad. Es una tarea que CLIA – la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros – puso en marcha hace tiempo con el objetivo de garantizar una experiencia turística más agradable y auténtica para los visitantes, además de una mejor convivencia con los habitantes de Barcelona.

También existen otras instituciones como Turisme de Barcelona que velan activamente por promocionar otras comarcas barcelonesas a nivel internacional con programas como Barcelona és molt més, impulsado por la Diputación de Barcelona. Este programa se creó en el 2014 con el objetivo de descentralizar el número de visitantes en la ciudad y satisfacer una demanda turística cada vez más segmentada y con más ganas de explorar Cataluña.

Touroperadores como BC Tours, Iberoservice, Intercruises Shoreside & Port Servicesy otros muchos ofrecen un amplio abanico de excursiones alternativas para todos los gustos. Estas excursiones permiten explorar otros maravillosos rincones de Cataluña. Son ideales para los aventureros, los fascinados por el arte, los devotos del mar y la montaña, o para los amantes de la gastronomía y el enoturismo. Todos tienen cabida en esta gran oferta de excursiones que incluyen los cruceros a Barcelona.

Tours gastronómicos para cruceristas 

Las excursiones más populares suelen ser las catas en bodegas en el Penedès y el Priorat. Ambas comarcas catalanas son conocidas mundialmente por la calidad de sus vinos y la singularidad de sus cavas. Castellroig, Freixenet y Codorniu son algunas de las empresas vitivinícolas que reciben multitud de visitantes internacionales para ver el proceso de elaboración de la bebida con más tradición de esta tierra.

Algunas de estas bodegas también son una atracción interesante para los amantes de la arquitectura, como por ejemplo las cavas de Codorniu, construidas por Josep Lluís i Cadafalch, uno de los mayores exponentes del modernismo catalán.

Excursiones a la montaña desde Barcelona 

Visitar el macizo de Montserrat (una mágica formación rocosa que hace miles de años fue parte del fondo marino), las Cuevas de Salnitre y su impresionante Abadía de Santa María de Montserrat es otra de las excursiones que ofrecen los operadores turísticos de cruceros. La grandeza de esta montaña y la cercanía con Barcelona la convierten cada año en un destino indiscutible para los amantes de la naturaleza y para millones de peregrinos.

Aunque existen más destinos interesantes, como el Parque Natural del Montseny. Un rincón ideal para ávidos senderistas o familias que quieran descubrir con sus hijos la fauna y flora autóctona que alberga la montaña.

Excursiones culturales a Girona 

Girona y Figueres son dos ciudades llenas de cultura e historia. Girona cuenta con un precioso centro histórico. El barrio judío y sus baños árabes son los principales atractivos de una de las ciudades medievales mejor conservadas. Por su parte, Figueres ofrece una cita ineludible para los fervientes seguidores de la obra de Salvador Dalí. Allí se encuentra el museo del artista. También lo es el pueblo costero de Cadaqués, donde se halla la Casa Museo del pintor, en una de las calas más bellas de la Costa Brava. Existen agencias que organizan el tour Salvador Dalí con salida desde Barcelona.

El amplio abanico de excursiones a otros puntos de la geografía catalana hace de Barcelona una ciudad que puede aspirar, y de hecho avanza, hacia un turismo mucho más sostenible y descongestionado, con una mejor accesibilidad y con una oferta deslocalizada para todos los gustos.

 

 

 

 

Tags:

Deja un comentario