Protagonistas

Jordi Torné (Transcoma): “Hay muchísima gente trabajando para los cruceros”

“El turista de cruceros que visita Barcelona vuelve luego a la ciudad para conocerla en profundidad”

Los amarradores, los prácticos, los estibadores, los conductores de autobús, los guías turísticos, y los cientos de personas que se contratan cada vez que hay un embarque. La industria de los cruceros genera empleo y riqueza en la ciudad. “Hay muchísima gente trabajando para los cruceros”, afirma Jordi Torné, consejero delegado de Transcoma, empresa especializada en servicios integrales para la industria crucerista.

Su larga experiencia en el sector le permite explicar las bondades de este tipo de viaje. El turismo de cruceros es un turismo “de muestreo”, es decir que sirve para abrir boca y suscitar interés en los viajeros. Los cruceristas que visitan Barcelona vuelven a menudo a visitar la ciudad durante estancias mucho más largas, asegura.

En esta entrevista con ESCALABCN, explica que el turismo de cruceros sirve también para desestacionalizar la llegada de visitantes a la ciudad. De hecho, el período de cruceros llega ya hasta el mes de diciembre. Además, destaca que los cruceristas realizan gasto efectivo en la ciudad y compran entradas de todos los monumentos que quieren visitar y de las excursiones que eligen. Es decir, que son visitantes efectivos y no desisten en sus visitas por las colas o se contentan solo una fotografía desde el exterior.

Torné asegura que Barcelona es una ciudad que no tiene competencia en este sector, debido a su atractivo y a su infraestructura. Asimismo, desmonta dos de los prejuicios más extendidos. Los barcos de crucero cada vez utilizan sistemas más inocuos y que contaminan menos. Y las empresas de cruceros mantienen un diálogo constante con el ayuntamiento para optimizar la gestión del espacio público y evitar aglomeraciones puntuales.

Tags:

Deja un comentario