A bordoProtagonistas

Los cruceros redoblan su apuesta por la alta gastronomía con sabor a Barcelona

Pocos recuerdos son más intensos que los generados alrededor de una mesa. Degustar en pleno Mediterráneo las exquisiteces gastronómicas de las ciudades visitadas gracias a las vacaciones en crucero ya no es un sueño. Barcelona, sus chefs y la rica y reputada cocina catalana suben a bordo cada vez con más fuerza. Como ejemplo de esta fenómeno imparable, el chef barcelonés Ramón Freixa, con dos estrellas Michelín, acaba de abrir de su propio espacio en el SeaView de MSC en un claro ejemplo de que la alta cocina barcelonesa se embarca de manera definitiva en los cruceros que parten o hacen escala en nuestra ciudad.

La sana competición para ofrecer a bordo la mejor selección gastronómica está convirtiendo a los cruceros en una referencia para los paladares más exigentes. Sólo hace falta echar un vistazo a la oferta de los navíos que operan desde Barcelona. Pullmantur apuesta desde hace tiempo por la dieta mediterránea y tiene al chef Paco Roncero (también con dos estrellas Michelín) como uno de sus chefs de referencia y asesor.

La ‘pluma ibérica’ uno de los platos estrella de Ramón Freixa

Costa Cruceros hace lo propio con Bruno Barbieri (uno de los restauradores con más renombre de Italia y que acumula hasta 7 estrellas de la famosa guía roja). Por su parte, Norwegian propone un eje basado en la experiencia enológica de primer nivel, pudiendo disfrutar en sus vinaterías de múltiples referencias, varias de ellas de bodegas catalanas (de la apuesta de las navieras por los vinos catalanes os hablamos ya en este artículo del pasado año).

Finalmente, MSC, una de las navieras que tienen a la Ciudad Condal como puerto base para muchos de sus barcos más emblemáticos redondea su apuesta gastronómica acercándose de manera decidida a la cocina y al producto típicamente barcelonés de la mano de Ramón Freixa

Referencias catalanas como cavas Gramona o vinos de la DO Costers del Segre se convierten en perfectos representantes de la gastronomía catalana a bordo de estos barcos.

El cocinero barcelonés, que se estrena con esta aventura como chef a bordo de un crucero, tras haber obtenido sobrados éxitos en un entorno no siempre tan similar como un hotel (atesora, como os dijimos, dos estrellas en el Único de Madrid), nos habla de cómo la cocina a bordo ha evolucionado mucho desde el clásico y lejano Buffet.

En una entrevista que próximamente EscalaBcn lanzará en vídeo, podremos apreciar cómo platos tales como la pluma ibérica o referencias catalanas como cavas Gramona o vinos de la DO Costers del Segre se convierten en perfectos representantes de la gastronomía catalana a bordo de estos barcos. Esta colaboración puede ir desde lo habitual a lo puntual (por ejemplo la heladería Rocambolesc de Jordi Roca ha servido con cierta asiduidad bolsas preparadas de helado para diversas cenas y eventos a bordo de cruceros) lo que convierte a la gastronomía barcelonesa y el producto local cargado en puerto en actores con voz propia y creciente en los comedores de los cruceros.

Freixa además no sólo incluye sus tapas en los menús de la clase Yatch de la compañía, sino que además acaba de abrir su propio espacio a bordo del SeaView, el Ocean Cay. Un restaurante donde maridan genialmente la cocina mediterránea, las técnicas de vanguardia y la cercanía a los platos de siempre. En su carta destacan desde una Royal de Pato (plato elaborado en su casa desde niño), elaboraciones con tortilla de patata o incluso la reconocida “bomba de la Barceloneta”, una tapa mítica de la Ciudad Condal. La iniciativa además no se queda ahí ya que los propios cruceristas pueden ponerse a prueba gracias al programa ‘Masterchef at sea’ fruto de la colaboración de la naviera con el famoso programa de televisión.

Son, sin duda, muchas las razones para realizar un crucero y otras tantas las que nos llevan a afirmar que la industria crucerista aporta un gran valor a nuestra ciudad… pero lo que es cierto es que hay pocos argumentos tan poderosos como poder disfrutar de una oferta gastronómica excelente. La apuesta de las navieras por la cocina mediterránea y, en el caso último comentado, por el producto y las técnicas típicamente barcelonesas, refuerzan aún más el estrecho vínculo entre esta ciudad y los cruceros.

 

Tags: