A bordoHaciendo escala

Stella Maris, los ‘ángeles’ de las tripulaciones

La organización de la Iglesia Católica en Barcelona ayuda a los tripulantes de todo tipo de cargueros y cruceros en sus necesidades personales, de ocio en la ciudad y espirituales

El Apostolado del Mar en Barcelona, más conocido a nivel global por la denominación Stella Maris (uno de los nombres de la Virgen María), es la delegación diocesana del Arzobispado de Barcelona al servicio de la gente del mar. Está dedicada a dar asistencia a los marinos, ya sean de mercantes o de barcos de pesca, y presta también su ayuda, espiritual pero también muy práctica, a las tripulaciones delos cruceros.

Detrás de la terminal C del Moll Adossat se encuentra una oficina de Stella Maris a la que las tripulaciones de los cruceros amarrados pueden ir para cualquier tipo de necesidad que puedan tener. Desde recargar el saldo de su tarjeta SIM internacional a comunicarse por Skype con la familia, pedir una excursión a la ciudad, o incluso solicitar cualquier tipo de asistencia para ellos o para sus familias.

Los servicios más demandados son la organización de excursiones y la organización de eventos deportivos y culturales, como partidos de fútbol o baloncesto entre tripulaciones de diversos barcos

Jerónimo Dadín esquien está al frente de la oficina de Stella Maris dedicada a los cruceros cuenta que cada año tienen entre 3.500 y 4.000 visitas. El 75% de los visitantes son tripulantes de origen filipino, indio e indonesio. En la oficina casi siempre se puede ver a alguien usando el Skype y el Wi-fi gratis. “De hecho – explica a EscalaBCN– aquí ha habido marinos que han visto a su hijo por primera vez gracias a las nuevas tecnologías”. La oficina también ofrece  – sólo para tripulantes y a precio de costo – snacks y bebidas, algo de fruta, y algún souvenir. También artículos de higiene masculina y femenina además de café y agua gratis.

Deporte y servicios religiosos, entre lo más demandado

Además de la comunicación y la asistencia de cualquier tipo – de hecho Stella Maris tiene unconvenio con la ITF, el sindicato mayoritario de los marineros –, los servicios más demandados son la organización de excursiones y la organización de eventos deportivos y culturales, como partidos de fútbol o baloncesto entre tripulaciones de diversos barcos. De hecho, este es un servicio muy demandado para las tripulaciones, que utilizan las instalaciones deportivas del Puerto en la ZAL (Zona de Actividades Logísticas), para sus partidos. “Incluso llegamos a organizar un torneo de fútbol del Mediterráneo y el Mar Negro para las tripulaciones de cruceros. Al equipo ganador le entregábamos la copa a bordo y era todo un acontecimento muy bonito”, explica Dadín.

En las instalaciones del ZAL – Puerto de Barcelona, se llevan a cabo múltiples actividades deportivas para los marineros: incluso ‘ligas’ entre navieras 

También se encargan de la asistencia religiosa que puedan necesitar los tripulantes. Ricard Rodríguez, delegado diocesano y máximo responsable de Stella Maris, explica que “somos una organización católica, pero si nos piden cualquier servicio de otras confesiones les facilitamos el contacto. Tenemos muy buena relación con las demás organizaciones religiosas de la ciudad, como el Centre Islàmic Camí de la Pau, la Comunitat Israelita de Barcelona, o la Iglesia Ortodoxa Griega, por decir algunas”.

Regularmente suben a bordo de los cruceros para celebrar misas para las tripulaciones de fe católica.  “Aunque hay tripulaciones de cruceros que suelen montar grupos de oración – y que nosotros apoyamos enviándoles las plegarias del día o de la semana por mail – ya no suele haber capellanes a bordo en los cruceros, y las misas en los barcos son un servicio con una demanda frecuente en el puerto de Barcelona”.

Conciliación entre religiones y nacionalidades

Es este espíritu de conciliación entre religiones y nacionalidades, así como su misión de servir y asisitir al marinero en sus necesidades, el que llevó a Stella Maris a ser uno de los miembros promotores del Comité de Bienestar del Puerto de Barcelona en 1996, del que forman parte la mayoría de empresas y organizaciones involucradas en la actividad portuaria. “Nuestro trabajo es el de hacer de mediadores y facilitar las cosas”. Ésta es una de las máximas que repite unas cuantas veces Rodríguez en la conversación.

De hecho, la esencia de Stella Maris es la caridad cristiana, y ya que hablamos de Barcelona, se podría entroncar con la tradición de los monjes mercedarios – de la orden dela Virgen de la Merced, copatrona de Barcelona, en la Edad Media y en el Renacimiento. Con la diferencia que ellos no sólo servían a la gente del mar, sino que incluso llegaban a intercambiarse con los esclavos cristianos a manos de los piratas berberiscos. Hoy en día no existen tales peligros, y aún menos en laindustria de los cruceros, pero la abnegación del personal de los 80 voluntarios de Stella Maris en Barcelona es algo realmente admirable.

Rodríguez cuenta que todos los días visitan a los barcos que atracan en el puerto, pero que por razones de seguridad siempre es un poco más complicado subir a los cruceros y que por este motivo abrieron la oficina a pie de terminal. Aún así, la comunicación por correo electrónico con los Crew Managers de los barcos de cruceros es fluida. No obstante, tanto a Rodríguez como a Dadín les gustaría que estos servicios fueran más conocidos por las tripulaciones.“Aunque tengamos una buena reputación, la comunicación dentro del barco es complicada y a veces la mitad de la tripulación de un crucero no sabe que existe una oficina de Stella Maris en el muelle”, aclara Dadín.

https://youtu.be/yMixTJNx4is

Para saber más sobre Stella Maris en Barcelona: www.stellamarisbarcelona.org

Tags: