Haciendo escala

Barcelona: líder mundial en pasarelas para cruceros (Parte II)

por Javier Ortega Figueiral

Como os contábamos en el anterior artículo, la evolución del transporte marítimo de pasajeros en general y el de cruceros en particular ha ido cambiando mucho en cuanto a necesidades de las navieras y los servicios ofrecidos a los pasajeros. Esto ya es visible desde las terminales: poco tienen que ver las estaciones marítimas de hace 20 o 30 años con las actuales en cuanto servicios, tamaño o diseño, como tampoco tienen que ver muchos de los nuevos barcos de crucero construidos recientemente respecto a las generaciones precedentes. Uno de los ejemplos claros es la respuesta de Adelte respecto a esto último.  Y, de una manera más concretra aún, encontramos ejemplos muy cercanos e las pasarelas de embarque como las que se han instalado, por ejemplo, en la terminal más moderna de Barcelona, la E o Helix.

Hace unos meses, Sandra Yunta, directora de esta novísima infraestructura y también de la terminal D o Palacruceros, ambas concesionadas por el puerto de Barcelona a la Carnival Corporation, mostraba con orgullo a Escala Barcelona las impresionantes pasarelas con la que había sido dotado el edificio para el embarque y desembarque de pasajeros: dos puentes modelo Hydra, diseñados y fabricados con una serie de características especiales solicitadas por Carnival, como por ejemplo los nueve metros de distancia entre el borde del muelle y la estructura del puente de embarque (todo un récord del sector) de cara a que esta esté preparada para los barcos de nueva generación ya operativos y los del futuro, unos buques que tendrán en algunos casos superesructuras laterales y donde las lanchas auxiliares o salvavidas sobresaldrán de la linea de los buques. Estamos hablando de algo que ya se distancia mucho del clásico ‘finger’ usado por los aviones: aquí estamos ante macroestructuras móviles, que se adaptan a las diferentes alturas de un barco, climatizadas, y que en muchos de sus puntos son sobradamente capaces de sostener un tunel cargado de pasajeros a la espera de realizar su (feliz) entrada en el barco o su salida para escalas… o desembarque definitivo llevando sus propias maletas.

Estas nuevas pasarelas, además de ser interesantes y complejas obra de ingeniería por si mismas, facilitan el flujo del pasaje, tanto de llegada como de salida, minimizando el paso de personas por los muelles, donde se concentra la actividad de abastecimiento de los barcos. Para estos servicios también los puentes Hydra han sido rediseñados respecto a modelos precedentes: la estructura móvil sobre la que están apoyadas las pasarelas es aun más ancha permitiendo mayor facilidad de circulación a vehículos de aprovisionamiento, servicios y los de compañías auxiliares para los buques, lo que redunda en el beneficio operativo y, como siempre sucede en lo relativo al funcionamiento del puerto de Barcelona, es positivo para la ciudad, como cada escala. 

Desde que se entró en este campo, la empresa ha fabricado cerca de 140 estructuras y pasarelas en 90 terminales de las que el 80% están en el top 10 de puertos de crucero de todo el mundo

Volviendo atrás en el tiempo, y hablando de Adelte, tras la primera apuesta por la terminal de Drassanes, la empresa de Barcelona inició una escalada imparable gracias a la especialización en el entorno portuario y ya en 2001 ganó el primer contrato internacional: Marruecos. Luego llegaron encargos desde terminales de cruceros en  Estados Unidos, Asia, el Caribe, Oceanía… hasta el punto que se desinvirtió en la división aeroportuaria para apostar aún más fuerte en la fabricación de estas pasarelas a la carta, puesto que no es igual la necesidad de una terminal que recibe a uno de los grandes cruceros de Royal Caribbean, donde se necesita unas estructuras mayores, que en una terminal especializada en cruceros-boutique, donde el tráfico de pasajeros es más puntual y menor. Crear una pasarela para un barco de 300mts de eslora, no es fácil. 

La ‘Hydra’ de la terminal Helix en Barcelona es capaz de desplazarse a lo largo del muelle manejada por un único operario.

Desde Barcelona, los ingenieros y especialistas de Adelte completan todo el ciclo de una empresa que controla todos los aspectos de un proyecto para terminales de ferrys y cruceros: diseño, fabricación, instalación, formación, operación, mantenimiento, remodelación y distribución de piezas de recambio. El catálogo general de pasarelas basado en siete modelos adaptados a las necesidades del operador portuario, tipo de terminal y buques habituales acaban adaptándose a las peticiones especificas y disponibilidad de espacios de cada empresa gestora o concesionaria. Desde que se entró en este campo, la empresa ha fabricado cerca de 140 estructuras y pasarelas en 90 terminales de las que el 80% están en el top 10 de puertos de crucero de todo el mundo y entre ellos, por supuesto, el de Barcelona. De hecho, uno de los últimos trabajos de la casa fue el proyecto del que acabamos de hablar para la nueva Helix Cruise Center (terminal E de Barcelona) con dos enormes pasarelas tipo Hydra, donde prácticamente cada día embarcan y desembarcan pasajeros de alguna de las compañías de la corporación Carnival: Princess, Cunard, Costa, Aida, Holland America Line o P&O.       

En Escala Barcelona nos encanta descubrir historias y detalles de un puerto que siempre aporta aspectos positivos a la ciudad. En este caso el de una empresa que discretamente se ha convertido en líder mundial de una especialidad y lo ha hecho bajo la batuta de su Consejero Delegado, Josep Maria Bertomeu, un empresario que es infinitamente más conocido por otra faceta de su vida: presidir el Fútbol Club Barcelona, una de esas marcas globales que pone a la ciudad en el imaginario de todo el planeta, un planeta en el que también Bertomeu y su grupo de empresas están presentes desde el punto de vista empresarial, con un perfil muy diferente y muy importante: a través de la ingeniería aplicada al mundo de los barcos y las terminales de pasaje, siempre desde Barcelona, central y cuartel general de una sociedad que cuenta con fábrica en Monzón (Aragón) y delegaciones en América y Asia. La próxima vez que suban a un crucero, acuérdense de los profesionales que lo han hecho posible!

Tags: