Rumbo a la sostenibilidad

Los cruceros más nuevos serán mayoría en Barcelona en 2020

Tres naves propulsadas por GNL harán escala este año en el puerto barcelonés

por EscalaBcn

Barcelona avanza a toda velocidad para consolidarse como el puerto que atrae a los cruceros más nuevos y sostenibles. El 60% de las escalas de cruceros en 2020 corresponderán a barcos con menos de 10 años, según explicaron a Escala Barcelona fuentes del puerto barcelonés. Se trata de las naves más eficientes y limpias, lo que contribuye a reducir las emisiones y a cuidar del medio ambiente.

La novedad de este año la constituirá el Iona, un flamante crucero que se incorporará a la flota de la naviera P&O Cruises en mayo de 2020, tras salir del astillero de Meyer Werft en Papenburg (Alemania).

El Puerto de Barcelona aplica una política de incentivos para ‘premiar’, mediante descuentos en sus tarifas portuarias, a las compañías que apuestan por traer a los barcos más sostenibles, que incorporan las tecnologías y los diseños más recientes.

El GNL gana peso con un nuevo crucero

Además, en 2020 el gas natural licuado (GNL), la energía disponible hasta ahora con menor impacto ambiental, seguirá ganando peso en el primer puerto de cruceros del Mediterráneo.

En concreto, está previsto que un 10% de las escalas de cruceros en Barcelona sean de embarcaciones que utilizan esta tecnología para propulsarse.Según datos del Port, habrá tres cruceros movidos por GNL que operarán en Barcelona este año. Se trata del Costa Smeralda (que lo hará durante todo el año), el AIDAnova, que lo hará durante toda la temporada alta (de abril a octubre) y el Iona, con tres escalas en temporada baja (octubre, noviembre y diciembre).

El Aida Nova tiene Barcelona como Puerto Base desde finales de 2018

Los dos primeros ya comenzaron sus operaciones en Barcelona en 2019. La novedad de este año la constituirá el Iona, un flamante crucero que se incorporará a la flota de la naviera P&O Cruises en mayo de 2020, tras salir del astillero de Meyer Werft en Papenburg (Alemania).

Se trata de la primera embarcación de gas natural licuado de P&O Cruises, una empresa de cruceros británico-estadounidense con sede en Southampton (Inglaterra). La naviera (que forma parte del grupo Carnival) operó los primeros barcos de pasajeros en el mundo en el siglo XIX. Todo un símbolo de que los tiempos están cambiando y de que la industria de los cruceros está realizando un gran esfuerzo para ganar la batalla de la sostenibilidad.

Para acabar, a esto hay que añadir la apuesta de navieras como MSC que a corto plazo estrenará 5 barcos GNL. Les seguirán Royal Caribbean y Norwegian Cruise Line. La aplicación de nuevas tecnologías de bajo impacto y la compensación de gases emitidos, se convierte ya en un standard de las navieras que en sus barcos de propulsión convencional instalan ya de serie sistemas conocidos como ‘scrubbers’ para proceder al filtrado de las partículas más nocivas.

La apuesta de la industria de cruceros, por tanto, no es sólo imparable sino que se sitúa decididamente al frente del sector náutico apostando cada día más por la conservación de nuestro entorno.

Tags: