Autor: Joan Oliva

Joan Oliva Martínez. Periodista especializado en turismo, salud y comunicación corporativa. Miembro del staff editorial de la revista EDITUR, integrante del equipo de lanzamiento del medio digital sobre economía del turismo y ocio 02b.com. Creador de los contenidos del portal de la ACT (Agència Catalana de Turisme - ACT) y colaborador y analista en el consorcio Turisme de Barcelona. Ha publicado también en Turijobs.com. Graduado en Ciencias de la Información por la UAB.
A bordoProtagonistas

Cruceros en labor humanitaria: una faceta poco conocida del sector

por Joan Oliva

Originalmente nacida en Suiza. Mercy Ships ha contado con hasta tres barcos, que a menudo hacen escala en España

El buque Esperanza de África ha salido de puerto desde Douala (Camerún) este pasado mes de junio, con una escala prevista en Dakar (Senegal) para realizar su nuevo periplo de ayuda médica por el continente africano. A bordo irá enrolado seguramente un oficial, un cocinero, una relaciones públicas, un dico u otro empático miembro de la tripulación de cruceros como los que tan bien caracterizaba la serie televisiva ‘Vacaciones en el Mar’, y que siempre soñó con materializar su profesión a bordo de un navío vacacional. Lo que seguramente ninguno de ellos pensó es que sus habilidades servirían para realizar una acción humanitaria de envergadura a bordo de buques como las que se llevan cabo desde las llamadas ‘Naves de Esperanza’.

¿Oficiales y tripulantes de crucero enrolados como voluntarios en naves de salvamento y labor humanitaria? Pues sí. Las compañías de cruceros son conscientes de la oportunidad de aportar valor añadido a la sociedad a la que sirven más allá del beneficio en ocio y bienestar que prestan a sus pasajeros. Uno de estos nuevos compromisos del sector es coparticipar en acciones junto a fundaciones y organizaciones no gubernamentales, como sucede con ‘Naves de esperanza’, una ONG de buques hospital dedicada a la asistencia clínica urgente, formación y cooperación sanitaria en poblaciones principalmente de África, pero también de América y otros lugares. De esta manera los cruceros aportan su grano de arena a los necesitados de asistencia médica básica en países donde la cobertura público-privada es totalmente insuficiente.